El primer seminario acerca de la Gestión del Talento en los DDPP y en las Pymes tuvo lugar el pasado jueves 12 de mayo en el Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

El encuentro fue muy enriquecedor y generó una serie de preguntas que, por su calado, invitan a la reflexión y enriquecerán nuestra concepción del problema y por tanto facilitarán llegar a soluciones.

Todos estábamos de acuerdo en las premisas fundamentales sobre la gestión del talento:

  • La capacidad competitiva de las empresas depende de las personas que la forman (independientemente de su tamaño, sector, organización, estructura, …).
  • Una empresa inteligente es aquella en la que personas normales, que quizá no sean brillantes, por el hecho de trabajar de una manera determinada y con un objetivo común, pueden conseguir resultados extraordinarios.
  • Pensar que una persona sola (gerente, Director General, CEO, …) puede tomar decisiones definitivas constantemente, está abocado al fracaso, por la pobreza, en cantidad y profundidad, que soluciones individuales pueden aportar permanentemente a una organización.  Si una empresa quiere ser de verdad creativa de forma sostenible, tiene que conseguir que todos sus miembros generen ideas y comportamientos que sumen al propósito general.
  • El talento de una organización puede y debe desarrollarse. No es una capacidad innata ni fija. Para hacerlo, hay que elegir las metas, sabiendo que habrá que anticipar constantemente cambios en el entorno, e integrar las inteligencias de todos los miembros del equipo para proponer soluciones disruptivas a los problemas que se vayan planteando.

Partiendo de estas bases comunes, se planteó una circunstancia que, por su importancia, nos gustaría desarrollar en este blog e invitar a todos los lectores a proponer posibles planteamientos que resuelvan esta pregunta: a la hora de ofrecer a nuestras Pymes un programa sobre la Gestión del Talento y su Desarrollo, ¿cómo justificamos en términos cuantitativos la inversión que tienen que realizar y que no va seguida de la adquisición de un producto / servicio tangible?

A continuación, nuestras respuestas a la gestión del talento:

  1. Existen multitud de estudios nacionales e internacionales que demuestran de forma fehaciente que el desarrollo de la inteligencia colectiva en las organizaciones, el incremento del talento individual y colectivo, correlaciona directamente con el incremento en los resultados que esta organización obtiene. Bien es verdad que estos resultados no serán visibles a corto plazo y esto, a veces, supone una barrera insalvable para todas aquellas compañías cuyo único horizonte está establecido en el mes o, como mucho, en el trimestre. Los expertos estiman que el incremento en la productividad y, por tanto, en la cuenta de resultados es de, al menos, un 12%.
  2. Los empleados que trabajan en un entorno creativo en el que se valoran las aportaciones individuales y se trabaja para ayudarles a mejorar su bagaje personal que luego redundará en el grupo, son empleados felices y, las empresas con empleados felices tienen clientes felices.

Esto último que parece una afirmación pueril (“¿a quién debe importarle la felicidad de los empleados si la cuenta de explotación no mejora?”) no lo es en absoluto.

Una organización con empleados motivados y dispuestos a poner su inteligencia al servicio de la misma, producen más, son más eficientes y tienen relaciones de valor con los clientes de la empresa.

Todo lo anterior conduce inexorablemente a una mejora evidente de la compañía y de sus objetivos.

Ya adelantamos el tema en un post anterior acerca de la gestión del talento en los Despachos Profesionales. Es muy importante resaltar que esta concepción del talento y su desarrollo no supondrá, salvo casos muy especiales, una mejora a corto. Pero tampoco vemos la influencia que a corto plazo tiene la inversión en modernizar nuestras instalaciones, o nuestra página web o nuestro marketing, o el software de gestión con el que trabajamos, y, a estas alturas, no creo que nadie dude de que todo lo anterior (en mayor o menor medida) impacta directamente en la percepción que los clientes tienen de nosotros y, por tanto, en su fidelización, venta de nuevos servicios, referenciación de nuevos clientes, … y, por tanto, en el crecimiento.

¿Si estamos dispuestos a invertir en pintar la oficina, lo estamos menos en invertir en las personas que trabajan en ella?

Sería un placer para nosotros que este blog genere polémica, intervenciones en uno u otro sentido. Como hemos dicho al principio: de la generación de múltiples ideas es de donde surgirá la inteligencia global.

¡Muchas gracias y mucho talento!



¿Quieres pertenecer a la Comunidad del Centro de Innovación de Despachos Profesionales?. Regístrate gratis

II Congreso sobre Transformación Digital en los Despachos Profesionales – Año 2017

Inscripción gratuita a la mayor comunidad de despachos profesionales. ¡+ 10.000 Despachos ya están registrados!









 



The following two tabs change content below.
José Pedro Martín Escolar
👉 Ayudo a tu despacho en la Estrategia Comercial, la Colaboración y las Tecnologías. ❤️ #emprendimiento 🎥 Videoblog Pasión por el Despacho

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *